RECUERDOS DE JUVENTUD

Aquellos veranos de antaño en el pueblo.

Aquellos veranos de antaño en el pueblo.

Este post ha sido leído 990 veces.

Ahora todo es distinto. Los muchachos se entretienen con sus aparatos, los electrónicos me refiero,  que con los otros nos hemos divertido los de antes y los de ahora, y no le dan valor a las cosas.
Pero hace años, en Villanueva de los Molinos, la diversión estaba en la calle.
Jugábamos a la pícula, al lanzamiento de reja, al pille, a tirarnos piedras, echábamos pulsos legionarios (uno se abre la camisa y el otro le suelta un puñetazo en el pecho, quién se desmaya pierde y se paga una ronda), en fin, entretenimientos de chiquillos.
Luego las cosas se han ido civilizando y se ha perdido un poco de diversión.
Hará veinte años, me acuerdo bien porque acababa de nacer Pólar, que nos dio por meter una vaquilla en la discoteca de verano… Yo sé que hoy eso está mal visto,  pero por entonces no.

Una foto de aquél verano.

Una foto de aquél verano.

¡Qué juerga! La soltaban sin avisar,  con la terraza llena de gente y aquello era la risión, las mujeres chillando, los hombres corriendo y los críos llorando. Un sábado de feria la vaquilla apareció bufando y a mi pobre mujer, que Dios la tenga en su gloria, le arreó un meneo que la hizo volar cuatro o cinco metros y acabó estampada contra la máquina del tabaco. Estaba preñada de Pólar y siempre pensé que aquel porrazo tuvo mucho que ver con que el niño… Bueno, serán cosas mías.
Mi Damián y mi Antoñito, viendo a la madre con dos dientes rotos y la boca reventada,  se echaron a llorar y yo tuve que tranquilizarlos, bueno cuando pude parar de reírme,  claro.
Hoy todo esto no está bien visto pero es porque ahora somos más modernos y europeos.
Bueno y también porque la discoteca terminó cerrando,  que si no ya veríamos, ya…

Santiago B.

Leave a Reply