NOVEDADES

Óscar Parra de Carrizosa, director de RE-EMIGRANTES. “En la comedia puedes criticar muchas cosas sin que nadie se enfade”

Óscar Parra de Carrizosa, director de RE-EMIGRANTES. “En la comedia puedes criticar muchas cosas sin que nadie se enfade”

Este post ha sido leído 1095 veces.

La última película de Sara Montiel, la vuelta al cine de Fernando Esteso, rosas muertas y clubes paradisíacos, Mambrú, Verano Azul, Los Cinco, la Guerra Civil Española, la vida de Jesucristo, humor, drama, terror. Todo ello compone parte de la trayectoria del director Óscar Parra de Carrizosa, quien en 2016 estrena nueva película RE-EMIGRANTES; ADIÓS MADRID QUE TE QUEDAS SIN GENTE.


 

1.- Háblenos sobre su último proyecto, RE-EMIGRANTES. ¿Qué nos puede contar de él?

RE-EMIGRANTES es una comedia de corte costumbrista que narra las peripecias de una familia que tiene que re-emigrar al pueblo tras una mala racha en Madrid; vamos que los desahucian. Los Briones piensan en Villanueva de los Molinos como una arcadia rural donde corren manantiales de miel y la armonía es moneda de cambio entre sus gentes… pero me temo que están muy equivocados.

2.- En la ficha artística figura en primer lugar el nombre de Fernando Esteso. ¿Cómo ha sido dirigir a una leyenda del cine español en su vuelta a la gran pantalla como protagonista? Supongo que algo presionado se sentiría…

En realidad no porque tampoco era la primera vez que trabajaba con Fernando, ya lo hice en 2012 en una web-serie para Antena 3 titulada LOS HIJOS DE MAMBRÚ. Presión no sentía porque sabía que estábamos con un artista generoso y que estaba a favor de obra, pero desde luego saber que estás dirigiendo a un mito vivo del cine no te deja indiferente. He procurado aprender de él y ahora le admiro aún más. Un actor espléndido y un hombre fantástico.

3.- ¿Qué reacciones espera del público que vaya a ver la película?

Risas y más risas. Creo que RE-EMIGRANTES pertenece a ese tipo de películas que, al salir del cine, sigues comentando con los amigos. Ese es el propósito.

El director de RE-EMIGRANTES, Óscar Parra de Carrizosa.

El director de RE-EMIGRANTES, Óscar Parra de Carrizosa.

4.- Hemos leído en redes sociales que RE-EMIGRANTES ha sido el mejor rodaje de su carrera.

Así es. Bien es cierto que rodar comedia es muy agradecido (en varias secuencias hubo que parar por las risas de los técnicos), pero es que además todo lo que ha rodeado a la producción ha sido estupendo. Rodar en Palma del Río (Córdoba) ha sido una bendición, la colaboración del ayuntamiento y de diversas empresas, nos ha facilitado enormemente el trabajo, todo ello gracias a la intervención de Ángel Muñoz. La gente de Palma es excepcional, su colaboración, su sentido del humor, su alegría, ¡todo eso acaba contagiándose y reflejándose en la película! Sin lugar a dudas nos volvimos de Palma enamorados.
Y el hecho de trabajar con actores que son amigos también influye mucho. Me gustan los rodajes familiares y este lo ha sido. Fernando Esteso y su inacabable sentido del humor, Valentín Paredes, siempre listo y con una sonrisa en los labios, Zack Molina, y su capacidad para transmitirme tranquilidad, José Agustín Durán, llenando de carcajadas el set, la comida, la cena, ¡todo!, Álvaro Palomo, despertando en mi una curiosidad casi animal, y que junto a Victor Octavio han perseguido a cada muchacha que se acercaba al rodaje, Aless Gibaja y su locura positiva, Jesús Carrillo y su amor a la profesión, mi querida Gema G. Regal, mano derecha y garantía de cumplimiento del plan de rodaje, mis “sergios“, Sergio “melenas” Hidalgo, padre del audio de la película, un sufridor al que veía ladear la cabeza para evitar la carcajada en muchos momentos y Sergio “canana” Martínez, el mejor gaffer (jefe de eléctricos) con el que he trabajado jamás y un tipo con un sentido del humor maravilloso, Alonso “ejeman” Valbuena, Marta Oliva, Noelia Genzone, Joaquín Molina, Joaquín Elena, Cristóbal Bajo, la entrañable y valiente María Roldán, Mihaela Durlihac, Juan, Álvarez, Mario Bravo, Raúl Grillo, Eudocio Regal, Antonio Moya, ¡En fin, todos! Así, ¿quién no disfruta del trabajo?

5.- Antes ha mencionado el tema del desahucio, cuestión importante en la película pero tratado con humor… ¿Qué piensa del momento actual? ¿Cree que la situación económica en nuestro país mejorará en un futuro cercano?

Sara Montiel decía una frase que a mi me divertía muchísimo: Nada importa nada, y no le faltaba razón. Creo que cualquier asunto, tratado con humor, puede ser abordado. La situación actual no cabe duda de que es mala, no hace falta ser un erudito en economía para palparlo, pero sí, creo que mejoraremos, o nos acostumbraremos y acabaremos normalizando lo que no debería ser normal.

6.- ¿Y sobre el estado de la industria del cine, qué opina?

Bueno, el hecho de llamarlo industria ya me parece un piropo desorbitado; en España no se puede hablar de industria porque el cine sigue siendo algo pequeño, deficitario y casi testimonial. La situación está mal, pero tampoco es que antes de la crisis estuviese de maravilla. Y sí, claro que hay películas españolas con recaudaciones de vértigo, pero son como los negros de ojos azules; raro, muy raro… Hemos pasado de estar en coma a estado crítico. Saldremos adelante. El arte, igual que la naturaleza, siempre encuentra un camino para seguir siendo.

7.- También ha dirigido alguna obra de microteatro, como LLÁMAME PAPÁ, la cual no dejó indiferente a nadie que la hubiese visto. ¿Hay mucha diferencia entre trabajar en teatro y cine?

Desde luego que sí. En un rodaje cada día te levantas con una idea en mente: hay que rodar todo lo previsto, a ver cuántos malditos problemas enfrentamos hoy. En teatro la cosa fluye, salvo que se hunda el techo de la sala (risas).

8.- Anteriormente a RE-EMIGRANTES rodó varias películas de género histórico-religioso, entre ellas BAJO UN MANTO DE ESTRELLAS y LA ESPINA DE DIOS. ¿Por qué este cambio tan grande de registro?

En realidad el cambio responde a una inquietud personal; me apetecía mucho ponerme a los mandos de una comedia, es un lugar en el que me siento muy cómodo. Con BAJO UN MANTO DE ESTRELLAS y LA ESPINA DE DIOS traté de tocar el corazón y el alma del espectador, ¡ahora lo que quiero es que se ría!

Un momento durante el rodaje de RE-EMIGRANTES.

Un momento durante el rodaje de RE-EMIGRANTES.

9.- ¿Y qué disfruta más, rodar drama o comedia?

Comedia, aunque en realidad no hay mucha diferencia. Siempre digo que lo que separa al drama de la comedia es solamente el tiempo que transcurre desde que ocurre hasta que lo cuentas. En la comedia puedes criticar muchas cosas sin que nadie se enfade, salvo algún imbécil, claro está, ¡pero es que le vida sin imbéciles sería muy aburrida!

10.- Lleva más de 20 años en el mundo del cine, supongo que habrá experimentado grandes cantidades de anécdotas curiosas, divertidas… ¿Nos haría partícipes de alguna de ellas?

Una vez estaba rodando una  película para televisión (EL EXPEDIENTE BELCHITE) teníamos que tomar varios planos exteriores. Afortunadamente habíamos localizado cerca de Madrid un pueblo abandonado que guardaba similitudes con Belchite (Zaragoza). La noche antes mi ayudante de dirección me llamó por teléfono para cerrar temas y al terminar nos despedimos con un “¡Mañana a Belchite!”. A la mañana siguiente, me volvió a llamar alarmada porque no veía por allí a nadie del rodaje. Efectivamente, se había desplazado hasta el auténtico Belchite y nosotros estábamos en el Belchite falso, es decir a trescientos ochenta kilómetros de distancia…

11.- Desde luego, hay que tener cuidado con las personas que se lo toman todo en sentido literal… Entre todas sus películas, cortometrajes y webseries… ¿Hay algún guión que sea su favorito?

Sí, ¡el próximo que escriba!

12.- Desde luego merecerá la pena. Muchos de los actores con los que ha trabajado afirman que usted es un director que “ama a sus actores”. ¿Nos puede explicar en qué consiste su amor por ellos, de dónde sacan esa expresión?

Creo que hay que dejar que el actor desarrolle a su personaje; si encorsetas mucho su interpretación, si no dejas que el actor encuentre al personaje dentro de sí mismo, al final tendrás a un grupo de pequeños imitadores tuyos en el set. ¡Y eso es malísimo!

13.- Por último… ¿qué consejos daría a todos aquellos que quieran dedicarse a dirigir cine o, en general, a trabajar en el mercado audiovisual”?

Que rueden, actúen, y hagan todo lo que puedan. En esta profesión no te piden la nota de la carrera para contratarte; tu experiencia es la diferencia entre trabajar o no.

A. Palomo

Leave a Reply