DIARIO DE RODAJE

Últimos días del rodaje de Re-emigrantes.

Últimos días del rodaje de Re-emigrantes.

Este post ha sido leído 802 veces.

DIARIO DE RODAJE 11

Los últimos días de rodaje siempre tiene un puntito de tristeza. Al final, equipo y artistas terminamos conformando una pequeña familia cinematográfica, son muchos días, muchas horas, muchas emociones, mucha intensidad, ¡y muchos kilómetros juntos!. Palma del Río, Ruidera, Carrizosa, Campo de Criptana, Madrid, ciudades y pueblos que ya forman parte de esta locura que es el cine español, sí, de España, hecho por españoles, en España y rodado en español…

Y es que nos hemos divertido muchísimo rodando RE-EMIGRANTES; con unos actores estupendos encabezados por un Fernando Esteso en plena forma, un mito lleno de fuerza, de generosidad, de compañerismo y de buen humor, delante y detrás de la cámara, o ese otro fenómeno, Valentín Paredes, el hombre de la sonrisa permanente y posiblemente la voz más imponente del cine patrio, mi muy querido Zack Molina, impresionante en sus registros, que lo mismo te rompe el corazón como fray Francisco en BAJO UN MANTO DE ESTRELLAS, que te provoca la más tremenda carcajada viéndole beber un refresco metiéndose la botella hasta las amígdalas ( el peculiar Antoñito de RE-EMIGRANTES es así) , diamantes recién descubiertos como José Agustín Durán, un tipo que se levanta, come y duerme con la comedia por bandera,  la extraña, hipnótica e inquietante presencia de Álvaro Palomo, que ha dibujado un personaje que fluctúa entre el esperpento, la ternura y el terror y la juventud desbocada de Víctor Octavio dando vida a un eléctrico Rosendo. Todos ellos acompañados por unos secundarios que han terminado de poner la guinda a la película, como la actriz y cantante Marta Oliva, el tremendo Jesús Carrillo, un creador de personajes nato, ¡algo tan necesario en el cine!, o el youtuber Aless Gibaja y los artistas Joaquín Molina, Joaquín Elena, Cristobal Bajo, Noelia Genzone, Juan Álvarez y Mihaela Durlihac.

Me vais a decir que soy un tío terco con tanto halago, ¡pero es que ha sido el mejor rodaje de mi vida! En la parte técnica, porque sin ellos no hay película, mi Gema G. Regal, inigualable ayudante de dirección y a la cabeza del vestuario, ¡sí, decidme cansino pero es la mano que guía todo cuánto hago!, mi jefe de sonido Sergio “Melenas” Hidalgo, que en esta película y dada mi tendencia al plano-secuencia, ha demostrado tener unos deltoides de acero, el bueno de Sergio “Canana” Martínez, un jefe de eléctricos que es pa verlo… Trabajador, colaborador, y con un sentido del humor a prueba de flemones, como el que le torturó durante días, Alonso Valbuena, un eléctrico al que ves trabajar y te lo quieres quedar desde ya… Y naturalmente todas las personas, cientos, que han colaborado para que RE-EMIGRANTES sea un hecho, Ángel Muñoz y su revista Bulevar, Antonio Moya, el hombre tranquilo y observador, que nos libró de varios problemas, Eudocio Regal y su inseparable cámara de fotos, realizando unas instantáneas estupendas durante toda la producción, y todas las empresas e instituciones que han aportado su granito de arena para que estos re-emigrantes puedan inundar, en unos meses, la gran pantalla de luz y color, y el patio de butacas de carcajadas.

¿Y qué decir de la figuración? ¡Horas y horas de espera! Pero amigos, son parte de la salsa de la película. ¡Y oye, lo que nos divertimos incluso rodando de madrugada en un cementerio!

Por supuesto no puedo obviar a los talentos indiscutibles de otros artistas que, sin estar en el rodaje, porque no es el sitio que les corresponde, empujan a la película y logran que esta sume muchos puntos, me refiero, naturalmente a mi admirado maestro y compositor musical, Raúl Grillo, del que no puedo decir sino que, con la música en sus manos, sé que las trompetas y tambores, como le digo yo, van a sonar de maravilla y a mi amigo Mario Bravo, uno de los ideólogos de la locura de guión que junto a mi bonita Gema G. Regal, han enriquecido situaciones y diálogos hasta llegar a la cafrada en que se ha convertido RE-EMIGRANTES, ¡gracias de corazón, os quiero!

Ahora llega la fase de post-producción, tengo por delante unos meses en los que rememoraré  una y otra vez todos estos días, dichosos y llenos de magia, ¡el espectáculo debe continuar!

Óscar Parra de Carrizosa.

Fernando Esteso y Valentín Paredes, entre otros artistas, en una de las escenas del film.

Fernando Esteso y Valentín Paredes, entre otros artistas, en una de las escenas del film.

 

Leave a Reply